El Círculo, de Dave Eggers

CircleHacía tiempo que quería leer este libro, desde que leí que era una crítica a todo este mundo que estamos construyendo alrededor de Google, Facebook, Twitter (por nombrar los más grandes) y compañía. Es un relato distópico que ocurren en un futuro no muy lejano.

Mae Holland es una chica con un trabajo gris de funcionaria, que apenas le da para pagar sus préstamos estudiantiles, un padre con esclerosis múltiple, una madre dedicada en cuerpo y alma a su cónyuge, una amiga llamada Annie y un ex novio llamado Mercer. Su amiga Annie trabaja en El Círculo y tiene un puesto bastante alto. Lo suficiente para lograr que Mae entre a trabajar en El Círculo, en el área de “Experiencia del Cliente”.

[quote]… [Experiencia del Cliente] en realidad es la base de todo lo que sucede aquí. Si no les damos a los clientes una experiencia satisfactoria, humana y humanista, nos quedamos sin clientes. Dan[/quote]

El Círculo es una especie de Google con esteroides, que ya ha absorbido a la propia Google, a Facebook y a todo competidor que se le ponga por delante. Está dirigido por tres “sabios”, los socios que crearon la empresa y cuya delirante visión de lo que debe ser información de dominio público y lo que debe ser la privacidad es lo que da el punto distópico a la novela.

No voy a contar más porque ya estaría destripando la novela. Sólo voy a decir que se lee fácil, que es mejor que otros relatos distópicos que he leído por ahí, que creo que es posible que en la vida real la tecnología nos lleve a situaciones parecidas, pero que confío en que la gente siga teniendo algo de aquello llamado “sentido común“.

[quote]Nadie te está obligando a hacer nada. Con estas cadenas se ata uno voluntariamente. Mercer[/quote]

Orsai N12

20130708-175549.jpgEl año pasado estuve suscrito a la revista Orsai, un proyecto de crowdfunding en el que me pareció que merecía la pena invertir. Cada dos meses recibí mi revista y disfruté cada uno de los artículos y relatos que leí.
Son especiales estos de Orsai. De hecho si tuve noticia de su proyecto fue porque seguía el blog Orsai de Hernán Casciari. Era un blog genial. Este hombre tiene un talento… Me encantaban sus relatos. Sus batallas con Chiri, Chichita u compañia… Una delicia.
Como decía el año pasado estuve suscrito, pero como no llegué a leerlas enteras, este año decidí esperar, quizás el que viene…
El caso es que por haber estado suscrito sigo recibiendo las actualizaciones previas a la publicación de un número nuevo (el próximo número es el 14). Hoy he recibido una en la que para presentar un artículo hablaban de otro del N12. En concreto éste titulado “La historia de las Gemelas” en la que se relata aquella historia que oímos en los medios hace unos meses en la que una chica se casaba en la cárcel con el hombre condenado por el asesinato de su hermana gemela.
Una historia ciertamente extraña en la que, según Casciari, los medios habituales se habían quedado en la superficie y Orsai, a través del mejor cronista de este tipo de sucesos que pudieron encontrar, Rodolfo Palacios, profundizaba en hasta once mil palabras. Como este hombre no me suele defraudar me he ido a Amazon y me he descargado la versión Kindle del N12 por apenas tres euros y medio y me la he leído.
Es una historia muy buena y desde aquí os la recomiendo a todos. No hace falta que os compréis ni descarguéis la revista (aunque siempre está bien colaborar un poco). Os la podéis leer aquí.
Pero lo bueno ha sido lo que me he encontrado después: “Papelitos“, un cuento infantil de Hernán Casciari y ése sí que me ha encantado. Y es que Orsai es así. A lo largo de los números publicados hasta ahora, atesora una cantidad increíble de joyas. Como toda joya, nos pueden gustar más o menos, pero nadie duda de su valor y en algunos casos ese valor es incalculable.

Shibumi – Mis notas

El último libro que he leído se llama Shibumi y fue escrito en los años 70 por Rodney William Whitaker, bajo el seudónimo de Trevanian. En él se relata la vida de Nicholai Alexandrovich Hel, un personaje hijo de madre rusa y “no-padre” alemán, educado por un militar japonés y un maestro de Go. La vida le llevará a ser un asesino a sueldo sin igual con lazos, amistades y enemistades con toda clase de gobiernos y grupos terroristas. Para más información léanse el libro.

Como en el Kindle es muy cómodo he subrayado un montón de fragmentos que por un motivo u otro me han llamado la atención. Aquí debajo los voy a copiar y haré un comentario sobre cada uno de ellos.

Loc. 1842-43

Pensé muchas veces cuánto sentía por mi padre por no haberle podido decir nunca cuánto le amaba. Pero era por mí mismo por quien sentía pena. Necesitaba más decírselo que él necesitaba oírlo.

¿A quién no le ocurre esto? Nos cuesta decir a los nuestros que los queremos y hasta cuando lo hacemos lo hacemos medio en broma, como si no fueran a creernos, como si lo dijéramos por compromiso.

Loc. 1880-81

En lugar de ética, poseen normas. El tamaño es para ellos lo que es para nosotros la cualidad. Lo que para nosotros es honor y deshonor, para ellos es ganancia o pérdida.

Nicholai Hel es muy crítico con los Estados Unidos y su cultura. Constantemente los opone a los valores del Japón más tradicional.

Loc. 2230-35

Nicholai llegó a una especie de tregua emocional con los norteamericanos con quienes trabajaba. Esto no quiere decir que consiguiera apreciarlos o confiar en ellos; pero llegó a darse cuenta de que no eran esas personas amorales y depravadas que parecía deducirse de su conducta política y militar. En verdad, estaban inmaduros culturalmente, eran impulsivos y torpes, materialistas y miopes históricamente, vocingleros, descarados y cargantes en las reuniones sociales; pero, en el fondo, tenían buen agrazón y eran hospitalarios; les gustaba compartir, insistían realmente en compartir, su riqueza y su ideología con el mundo entero.

¿Qué decía?

Loc. 2410-11

Naked-Kill

Arte marcial en el que Hel es experto. En Satori también se le llama Hoda Korosu. Por cierto, es un arte marcial ficticio.

Loc. 2417-19

La crianza y el entrenamiento le habían proporcionado recursos interiores para satisfacer sus necesidades sin disipar energías en un empleo lucrativo, tan vital para los hombres conformistas errabundos que tienen dificultades para llenar su tiempo y justificar su existencia sin trabajar.

Hombres conformistas errabundos. Eso es lo que somos.

Loc. 2439

Resultaba irónico considerar que la destrucción del mundo no sería obra de un Maquiavelo, sino de un Sancho Panza.

Irónico en grado sumo.

Loc. 2521-23

OPEC favorecía a la Organización Madre restringiendo los suministros cuando la Organización quería construir oleoductos sobre la frágil tundra, o bloquear una inversión gubernamental de importancia en la investigación de la energía solar o aérea, o crear restricciones en el gas natural cuando presionaba la desaparición de los controles de precio.

OPEC o no OPEC, con o sin Organización Madre, aún hoy, casi cuarenta años después dela publicación del libro, presenciamos impotentes cómo los lobbies de la energía presionan y consiguen que las energías renovables sean vapuleadas desde las más altas esferas políticas.

Loc. 2556-57

Despreciaba a Diamond como prototipo del norteamericano, del norteamericano cuya visión del honor y la dignidad quedaban circunscritos a una ambición de ganancias.

Queda clara la opinión de Hel.

Loc. 2919-21

Es una de las cosas que uno no puede desperdiciar. Has aprendido a concentrarte profundamente, a pensar con sutilidad, a sentir afecto por las abstracciones, a vivir distanciado de las cosas cotidianas. No es un desperdicio. Sí, juguemos.

Loc. 3386-92

El sacerdote era vasco, y los libros estaban escritos en vasco. Todos impresos antes de 1920; uno de ellos era una descripción de la vida vasca, escrita para niños, con fotografías retocadas, rígidas, y aguafuertes de escenas rurales. Aunque el libro estaba en francés, no tenía valor aparente para Nicholai. El segundo libro era un volumen delgado de dictons vascos, parábolas y cuentos populares escritos en vasco en las páginas pares y en francés en las impares. El tercero era un diccionario francés/vasco, recopilado en 1898 por un sacerdote de Haute Soule, que intentaba, en una introducción larga y ampulosa, identificar la erudición de la lengua vasca con las virtudes de la piedad y la humildad.

Y llega el primer contacto de Nicholai Hel con el Euskera. Trevanian vivió en Iparralde con su familia y por lo que se ve en el libro, desarrolló un sincero afecto por la zona y por nuestra lengua. Eso le llevó a enseñar euskera a su personaje a través de unos libros que recibió en la cárcel de Sugano y más tarde lo trajo a vivir a Etchebar.

Loc. 3465-66

En aparente contradicción con las leyes físicas, el tiempo pesa únicamente cuando está vacío.

Me encantó esta reflexión

Loc. 3779-80

¡Este sujeto te estrangularía con tus propios calzoncillos si no tuvieras cuidado!

Muestra de las capacidades de Nicholai Hel.

Loc. 4151-52

realmente, todo era tierra vasca, y no sentían ningún interés especial por una frontera arbitraria establecida por las dos naciones ocupantes.

 

Loc. 4621-23

Respiró varias veces profundamente, porque sabía que es más la acumulación de dióxido de carbono en los pulmones que la falta de oxígeno, lo que hace sentir el ansia de aspirar el aire.

¿Será así?

Loc. 4647-52

— Bautizaremos esta cueva con el nombre de «Caverna del Murciélago Zaspiak». Hel indicó su conformidad con la cabeza. Murciélago Zaspiak: «De siete, dejemos uno», el lema de todos los que luchaban por la unión de las siete provincias vascas para convertirlas en una república transpirenaica. Un sueño impracticable, ni probable ni deseable, pero un lema útil para las actividades de los hombres que preferían el romántico peligro a la aburrida seguridad, hombres capaces de ser crueles o estúpidos, pero nunca pequeños o cobardes. Y era cierto que ese sueño de una nación vasca se representara por una cueva fantástica que resultaba inaccesible.

Memorable párrafo donde los haya. En esta el traductor se lució por su falta de documentación. Lo oí por primera vez en el programa Mihiluze de la ETB, pero no me quedé con qué libro era el que contenía semejante joya. Me ha encantado encontrármelo mientras leía Shibumi. Origen de cachondeos varios.

Zazpiak Batman

Loc. 4813-14

Porque el Haize-hegoa es caprichoso y peligroso, bello e implacable, excitante y sensual, es mencionado frecuentemente en los proverbios de los vascos como símbolo de mujer.

¡Cuántas veces hago yo mismo alusión a esto!

Loc. 4894-99

He viajado, y he dado la vuelta al mundo en mi mano, como una piedra de atractivas vetas, y esto es lo que he descubierto: un hombre se siente feliz cuando hay un equilibrio entre sus necesidades y sus posesiones. La cuestión es: cómo lograr este equilibrio. Podría buscarse aumentando las posesiones al nivel de sus apetitos, pero eso sería una estupidez. Requeriría la acción de cosas no naturales, regatear, negociar, trabajar, escatimar. ¿Ergo? Ergo, el hombre sabio logra el equilibrio reduciendo sus necesidades al nivel de sus posesiones. Y esto se consigue mucho mejor aprendiendo a valorar las cosas libres de la vida: las montañas, la risa, la poesía, el vino que ofrece el amigo, las mujeres más viejas y más gordas.

Le Cagot. Ese sabio.

Loc. 4991-92

Por ser católicos, los hombres viejos que estaban en el café no podían reír; pero sonrieron maliciosamente, por ser vascos.

🙂

Loc. 5116-19

Para el ganador quedaba la delicia de la navaja, un estremecedor y profundo masaje relajante, en el que la piel de los brazos, las piernas, el pecho, la espalda, el estómago y el pubis, se roza ligeramente con una navaja muy afilada. La delicia de cosquilleo, y el miedo que lo acompaña de un desliz, se combinan para obligar a la persona que recibe el masaje a relajarse por completo como única alternativa a la insoportable tensión y placer.

No me da envidia.

Loc. 5436-41

— No son los norteamericanos los que encuentro molestos; es el norteamericanismo: una enfermedad social del mundo postindustrial que inevitablemente ha de contaminar cada una de las naciones mercantiles por turno, y que es llamado «norteamericana» tan sólo porque mi país se halla en el período más avanzado de la enfermedad del mismo modo que se habla de la gripe española, y la encefalitis tipo B japonesa. Sus síntomas son una pérdida de la ética en el trabajo, un encogimiento de los recursos interiores y una necesidad constante de estimulación externa, seguida de un decaimiento espiritual y una narcosis moral.

Grande

Loc. 5458-61

«Podía haberlo supuesto -pensó Hel-. Sociología, esa seudociencia descriptiva que disfraza las incertidumbres en confusas estadísticas, mientras insiste en el estrecho hueco de información que queda entre la psicología y la antropología. La clase de no graduación que tantos norteamericanos utilizan para justificar sus vacaciones intelectuales de cuatro años designadas para prolongar su adolescencia.»

Tantos norteamericanos y tantos otros.

Loc. 5461-63

— ¿Qué estudió usted? -preguntó Hanna a su anfitriona. Hana sonrió para sí. — Oh… psicología informal, anatomía, estética… esas cosas.

Los estudios de Hana.

Loc. 5474-76

Conoce la diferencia entre una amante, una concubina y una esposa. Una amante no está segura de su asignación, una esposa no tiene ninguna asignación, y las dos son aficionadas.

Loc. 5535

— Mi querida, boba y letal amiga,

Años antes de Ford Fairlane

Loc. 5631-36

Su persecución tomó muchas formas. Debían llevar en sus ropas el signo distintivo de Le Cagot, en forma de una huella de ganso. No podían caminar descalzos. No podían llevar armas. No podían frecuentar los lugares públicos, e incluso al entrar en la iglesia debían hacerlo por una puertecilla baja lateral, construida especialmente para ese propósito, puerta que puede encontrarse todavía en muchas iglesias de, pueblo. Durante la misa, no podían sentarse cerca de los demás o besar la cruz. Podían arrendar tierras y cultivarlas, pero no podían vender el producto. No podían casarse o tener relación sexual con personas que no fuesen de su raza, bajo pena de muerte.

Cagot es la forma en que llamaban a los agotes en Iparralde.

Loc. 5644-47

La tradición popular cuenta que los cagots y sus descendientes no tienen lóbulos en las orejas. Hoy día, todavía, en los pueblos vascos más tradicionales, se perfora las orejas a las niñas de cinco o seis años y se les cuelgan pendientes. Sin saber el origen de la tradición, las madres responden a la antigua práctica de demostrar que sus hijas tienen lóbulos de los cuales colgar pendientes.

¿Será por eso? Nunca lo había oído.

Loc. 5733-37

— Siempre he deseado visitar Nueva York. — Te desilusionaría. Es una ciudad asustada en la que todo el mundo está entregado a una persecución, ardiente y limitada, del dinero: los banqueros, los ladrones, los negociantes, las prostitutas. Si caminas por las calles de Nueva York y te fijas en sus ojos, verás dos cosas: miedo y furia. Son gentes que se refugian detrás de puertas con tres cerrojos. Luchan con hombres que no odian, y hacen el amor con mujeres que no aman.

Otro deplorable retrato de los americanos.

Loc. 5984

— Está usted arriesgándose, Mr. Diamond. Un asociado tonto es mucho más peligroso que un adversario inteligente.

Loc. 6219-20

— No me gusta ese tipo de gente, bobalicones de la clase media en busca de emociones, haciéndose cosquillas con el estremecimiento del terror y la revolución. Su existencia ya me ha costado mucho.

Loc. 6222-23

— No seas duro. Es una buena niña.

— Tiene veinticuatro años. A esa edad no tiene ningún derecho de ser una niña.

A pesar de ser una bobalicona de clase media en busca de emociones. ¡Cuánta gente veo retratada en esas palabras! ¡Demasiada!

Juego de tronos. El libro.

Juego de tronos
Como ya dije cuando publiqué el post de “Juego de tronos” la serie estaba leyendo el libro y ya lo he terminado. No sé cuántas páginas tiene el libro en papel, pero tienen que ser un huevo.

He de decir que ha sido una lectura absorbente. Cada momento que he tenido libre lo he dedicado a leerlo y me ha encantado. Tanto que ya estoy leyendo “Choque de Reyes”.

Creo que George R.R. Martin estará satisfecho con la adaptación televisiva, ya que es fiel al libro casi al 100%.
En resumen un libro muy recomendable para quien guste de la literatura épica y fantástica. Castillos, batallas, armaduras, espadas, caballos, intrigas… Entretenimiento pa la mente.

Juego de tronos

Hoy he terminado de ver la primera temporada de “Juego de Tronos”. Es una serie muy bien ambientada, con un guión basado en una buena serie de novelas (o eso dicen).

Me ha dejado con ganas de más. Por cómo quedan las cosas es evidente que viene una segunda temporada, ya que la única línea de la trama que queda finiquitada es la de Ned Stark. Así que esperaremos. En el ínterin, ya he empezado a leer la primera novela y tengo la impresión de que me pasará como con las de Harry Potter. Veremos.

El poder del perro

El poder del perro de Don Winslow

Pedazo de libro. Acabo de terminarlo y me ha encantado.  Es una descripción de lo que ha sido américa en la segunda mitad del siglo pasado. A través de sus personajes, cuyas vidas entrecruza hábilmente Don Winslow, a pesar de abarcar un área de tres o cuatro mil kilómetros de radio,  se hace uno una idea de cómo se fraguan en un país como México las matanzas que ocurren actualmente. Narcotráfico, comunismo, sicarios, mercenarios, heroína, cocaína, marihuana, muerte,  venganza, amor… todo se engarza a la perfección hasta llegar a un perfecto final. Engancha. Como el crack. No he podido soltarlo.

Mediohombre

He terminado de leer Mediohombre de Alber Vázquez.

Es una novela histórica en la que se cuenta el sitio de Cartagena de Indias por parte de los ingleses, en 1741, y la defensa de la ciudad llevada a cabo por el almirante Blas de Lezo.

Con un puñado de hombres, sólo 6 barcos y un sentido del deber fuera de lo común, Blas de Lezo consiguió infligir una humillante derrota al almirante inglés Edward Vernon, sus 186 barcos y un numeroso ejercito bien entrenado y pertrechado.

Me ha encantado la novela. Los hechos están bien relatados y el autor consigue transmitir perfectamente la tensión de la situación. Los diálogos y las interacciones entre los personajes están bien hilados y el lector llega a sentir empatía con los distintos personajes.

Es una buena novela. Si algo he echado en falta es algo más de descripción en algunos momentos, pero eso es porque cuando leí “El asedio” de Pérez-Reverte me encantó cómo conseguía sumergirme en el ambiente descrito

De todas formas me ha parecido una novela mejor resuelta que la de Pérez-Reverte. A cada uno lo suyo.

Por otra parte con este libro me he encontrado con el mismo problema que con el de Risto: no hay edición para Kindle. Así que sí. He tenido que descargarlo. Pero desde aquí le hago la misma oferta a Alber Vázquez: que me de una cuenta de Paypal y le hago un donativo. O le invito a un cubata, ya que no estamos lejos. Lo que mejor le parezca.

La ultima lección de Randy Pausch

Al hilo del post que puse sobre el discurso de Steve Jobs en Stanford, hoy quiero presentaros a Randy Pausch y su “última lección”, que dio en la Universidad Carnegie Mellon.

Extraido de la Wikipedia:

“El 18 de septiembre de 2007 el profesor Pausch pronunció una conferencia titulada: “Alcanzar realmente tus sueños de la infancia”. Se trata de una de las llamadas “últimas conferencias”, en las que se propone al ponente que exponga su testamento intelectual. Para Pausch, se trataba, literalmente, de su última conferencia, puesto que los médicos habían confirmado que su cáncer era incurable.”

Os pongo la primera parte de la conferencia. Son 9 partes y el que tenga interés las puede encontrar fácilmente en Youtube. Ésta en concreto no tiene muy buena calidad de imagen pero es la que está subtitulada. Hay una mejor en Vimeo pero está sólo en inglés. Ésta para los fenómenos.

De esta conferencia nació un libro llamado “La última lección”. El que lo quiera comprar lo tiene aquí. Pero como el pobre hombre ya falleció y no va a ganar nada con que compréis el libro, también hay un pdf aquí.

Sexualmente

El último libro que he leído se llama “Sexualmente” y es de Nuria Roca, la presentadora de televisión.

En él, a través de una serie de monólogos, la autora describe sus vivencias sexuales sin tapujos. Liberal, parece la chica. No sé si lo que cuenta será verdad o mentira, al fin y al cabo es un libro, pero desde luego si es verdad ¡ole, sus huevos!

Ole, por aprovechar las oportunidades que se le presentan.

Ole, por no tener pudor para contarlas.

Ole, por exponerse a la crítica de esa forma siendo una figura pública.

Ole, por ser capaz de ser infiel sin tener remordimientos.

Ole, por tener un marido que está de acuerdo con su conducta.

Ole, por alentar a sus parejas a mantener esa misma conducta.

Ole, por pensar que una infidelidad se puede hacer desde el respeto.

Y ole, por dejarlo negro sobre blanco para que alguien se lo pueda echar un día a la cara.

Que la muerte te acompañe

Como dije en un post anterior, hace unos días que terminé de leer “Que la muerte te acompañe”, de Risto Mejide.

Trata de la muerte de un cajero de supermercado llamado Toscano, que tras su muerte tiene que pasar por las siete puertas que le llevan al cielo para poder hablar con Dios y que éste le resucite, ya que está enamorado de Paula y quiere hacer lo posible para estar con ella, a pesar de conocerla sólo porque pasa por su caja en el supermercado.

Es un libro entretenido, se lee fácil y tiene bastantes giros, guiños y juegos de palabras “estilo Risto”.

De todas formas debo decir que me gustaron más “El pensamiento negativo” y “El sentimiento negativo”.