Esperada noticia

Por fin. Teddy Bautista, uno de los personajes más odiados de España detenido. No es que por ser odiado tuviera que ser detenido, pero hacía tiempo que sus tejemanejes y chanchullos andaban en boca de muchos.

Como decía el tío Ben “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.

Parece matemático. Cuando a una persona se le concede un poder, grande o pequeño, termina por abusar de él. Desde el guardia de seguridad de un aparcamiento hasta un elemento como Teddy Bautista, pasando por políticos que no saben hacer la o con un canuto. Todo el mundo en la medida de sus posibilidades termina por mear fuera del tiesto. Sobre todo si no hay nadie mirando o el que tiene que mirar es amiguete.

Supongo que nadie está libre de ello. Las excepciones que haya me parece que no hacen sino confirmar la regla.

La imagen que ilustra el post es de Vergara, de Público.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *